Mi?rcoles, 27 de julio de 2011

?

La aparici?n de la Virgen de Guadalupe es una maravillosa obra de evangelizaci?n de la Madre de Dios, hecha en los primeros a?os del desembarco de los espa?oles en Am?rica. Mar?a se mezcl? tempranamente con la llegada de los europeos a M?xico para impulsar el conocimiento de Su Hijo entre indios y futuros habitantes de las Am?ricas.

Muchos milagros se descubren hoy en d?a en conexi?n con la imagen de la Virgen de Guadalupe. Pero recordemos primero, en forma resumida, lo que ocurri? all?:

La aparici?n se inici? el 9 de diciembre de 1531 en las cercan?as de la Ciudad de M?xico, entonces ciudad capital del imperio Azteca: la Virgen se aparece al indio Juan Diego, y le pide que transmita al obispo del lugar su voluntad de que se construya un templo dedicado a Ella en el cerro Tepeyac. El obispo, al escuchar el relato del indio, le pide una prueba de la Presencia de la Madre de Dios all?. Mar?a hace crecer entonces un jard?n de rosas en un cerro inh?spito y semides?rtico, y se las hace recoger en su tilma (especie de poncho o manta) a Juan Diego. Luego le pide se las presente como prueba de Su Presencia al obispo. Cuando el indio abre su tilma frente al obispo, caen las flores al piso y aparece milagrosamente retratada la imagen de la Virgen Mar?a en la r?stica tela. El templo dedicado a la Virgen de Guadalupe fue construido en el cerro Tepeyac, lugar de las apariciones, donde se exhibe la tilma original de Juan Diego, impresa con la mundialmente conocida imagen de la Virgen de Guadalupe.

El milagro de Guadalupe perdura hoy en d?a en la tilma de Juan Diego, la que conserva el testimonio vivo de lo ocurrido: la imagen que Mar?a quiso retratar en ella est? expuesta actualmente en la iglesia que se construy? en el cerro Tepeyac. Enorme cantidad de milagros se pueden testimoniar al estudiar la tilma con m?todos cient?ficos:

  • En los ojos de Mar?a se han descubierto im?genes humanas de tama?o diminuto, que ning?n artista podr?a pintar. Trece figuras humanas se han identificado en un espacio de 8 mil?metros de di?metro. Existen dos escenas: la primera contiene al obispo Zum?rraga sorprendido frente al indio Juan Diego, que abre su tilma y descubre la imagen de Mar?a. Otros testigos complementan la escena del milagro, como el traductor de lengua N?huatl al espa?ol, una mujer de raza negra, etc. La segunda escena, mucho mas peque?a que la anterior, se ubica en el centro de los ojos y contiene una imagen familiar t?pica de ind?genas americanos: un matrimonio con varios hijos alrededor. Las dos escenas se repiten en ambos ojos con una precisi?n sorprendente, incluida la diferencia de tama?o producida por la mayor cercan?a de un ojo respecto del otro, frente a los objetos retratados. Se ha utilizado tecnolog?a digital similar a la usada en las im?genes que se reciben desde los sat?lites, para analizar las figuras impresas en los ojos de Mar?a.

  • La imagen del obispo Zum?rraga (retrato min?sculo hallado en los ojos de Mar?a) fue agrandada a su vez mediante tecnolog?a digital, hasta poder observar qu? se refleja en su mirada, en los ojos del obispo retratados en los ojos de Mar?a. All? se hall? la imagen del indio Juan Diego, abriendo su tilma frente al obispo. ?El tama?o de ?sta imagen?. Una cuarta parte de un millon?simo de? mil?metro.
  • Estudios oftalmol?gicos realizados a los ojos de Mar?a han detectado que al acercarles luz, la retina se contrae, y al retirar la luz, se vuelve a dilatar, tal cual como ocurre en un ojo vivo. ?Los ojos de Mar?a est?n vivos en la tilma!. Tambi?n se descubre que los ojos poseen los tres efectos de refracci?n de la imagen que un ojo humano normalmente posee. Lograr estos efectos a pincel es absolutamente imposible, a?n en la actualidad.
  • Al tomarse la temperatura de la fibra de maguey con que est? construida la tilma, se descubre que milagrosamente la misma mantiene una temperatura constante de 36.6 grados, la misma que el cuerpo de una persona viva.
  • Uno de los m?dicos que analiz? la tilma coloc? su estetoscopio debajo de la cinta que Mar?a posee (se?al de que est? encinta) y encontr? latidos que r?tmicamente se repiten a 115 pulsaciones por minuto, igual que un beb? que est? en el vientre materno. Es el Ni?o? Jes?s que est? en el Santo Vientre de la Madre de Dios.
  • La fibra de maguey que constituye la? tela de la imagen, no puede en condiciones normales perdurar mas que 20 o 30 a?os. De hecho, hace varios siglos se pint? una r?plica de la imagen en una tela de fibra de maguey similar, y la misma se desintegr? despu?s de varias d?cadas. Mientras tanto, a casi quinientos a?os del milagro, la imagen de Mar?a sigue tan firme como el primer d?a. Se han hecho estudios cient?ficos a este hecho, sin poder descubrirse el origen de la incorruptibilidad de la tela.
  • No se ha descubierto ning?n rastro de pintura en la tela. De hecho, al acercarse uno a menos de 10 cent?metros de la imagen, s?lo se ve la tela de maguey en crudo. Los colores desaparecen. Estudios cient?ficos de diverso tipo no logran descubrir el origen de la coloraci?n que forma la imagen, ni la forma en que la misma fue pintada. No se detectan rastros de pinceladas ni de otra t?cnica de pintura conocida. Los cient?ficos de la NASA afirmaron que el material que origina los colores no es ninguno de los elementos conocidos en la tierra.
  • Se ha hecho pasar un rayo l?ser en forma lateral sobre la tela, detect?ndose que la coloraci?n de la misma no est? ni en el anverso ni en el reverso, sino que los colores flotan a una distancia de tres d?cimas de mil?metro sobre el tejido, sin tocarlo. Los colores flotan en el aire, sobre la superficie de la tilma.
  • Varias veces, a lo largo de los siglos, los hombres han pintado agregados a la tela. Milagrosamente estos agregados han desaparecido, quedando nuevamente el dise?o original, con sus colores vivos.
  • En el a?o 1791 se vuelca accidentalmente ?cido muri?tico en el lado superior derecho de la tela. En un lapso de 30 d?as, sin tratamiento alguno, se reconstituye milagrosamente el tejido da?ado. Actualmente apenas se advierte este hecho como una breve decoloraci?n en ese lugar, que testimonia lo ocurrido.
  • Las estrellas visibles en el Manto de Mar?a responden a la exacta configuraci?n y posici?n que el cielo de M?xico presentaba en el d?a en que se produjo el milagro, seg?n revelan estudios astron?micos realizados sobre la imagen.
  • A inicios del siglo XX, un hombre coloc? un arreglo floral a los pies de la tilma, que conten?a una bomba de alto poder. La explosi?n destruy? todo alrededor, menos la tilma, que permaneci? en perfecto estado de conservaci?n. Una Cruz de pesado metal que se encontraba en las proximidades fue totalmente doblada por la explosi?n, y se guarda como testimonio en el templo.

Fuente: http://www.reinadelcielo.org/estructura.asp?intSec=1&intId=42

?


Comentarios